Nombre: Christian
Ubicación: Lima, Peru

martes, 29 de agosto de 2006

Mi cole en los treinta

Acabo de enterarme de la condena del ruso Víctor Pavluk, joven moscovita que fue declarado culpable de asesinato agravado por odio racial y condenado a 16 años de cárcel. La víctima, Enrique Ángeles Hurtado, estudiante universitario que viajó a dicho país gracias a una beca otorgada por el gobierno ruso, murió a causa de los múltiples golpes que recibió por parte de veinte cabezas rapadas.

Esto me hizo recordar un trabajo que realice para un curso de la universidad, una semana antes que ocurriera lo del incidente en Rusia. Mi objetivo era dar a conocer la existencia de estos grupos a pesar de todo lo ocurrido en Auschwitz, Dachau, Sobibor o Treblinka, por mencionar a los más conocidos. Pero, como la mayoría erróneamente piensa, estos grupos intolerantes no solo se encuentran en Alemania, Europa o Estados Unidos, sino que también los tenemos en Australia y América Latina.

Cuando buscaba información al respecto, me sorprendió que no existiera ni un solo texto al cual recurrir. Visite la universidad Católica y la San Marcos, pregunte a los profesores de antropología, historia y ciencia política, busque en varias librerías pero no pude encontrar mucho. La poca información que un profesor me pudo alcanzar estaba en Alemán. Es por ello que todo mi trabajo se baso únicamente en información de la web. De esta manera pude enterarme de varios atentados cometidos a partir de los años noventa por grupos de esta índole.
Ahora, por curiosidad, empece a revisar aquellas paginas web que me sirvieron como insumo para mi trabajo, así como también busque si existían nuevas publicaciones que siguieran en la misma línea. Grande fue mi sorpresa al encontrar fotos de fascitas en la Lima de los años treinta. Pero eso no es todo ya que de las diez imágenes que se publicaron, dos corresponden a fotos tomadas en el antiguo local del colegio en el que estuve desde los cinco años, Antonio Raimondi.
Me imagino que los que han puesto estas imágenes quieren demostrar que el movimiento siempre ha estado presente en el Perú, aunque sea clandestinamente, y que ellos prolongan su ideología radical. Pero es necesario revisar la información con los ojos y la mentalidad de los años treinta y no como lo hacemos ahora, es decir, debemos ponernos en la posición de la gente en aquellos años con el fin de entender la influencia que ha tenido, y sigue teniendo, dicha ideología en nuestro país.
En aquellos años, en nuestro país, no era extraño sentir simpatía por aquellos partidos de extrema derecha, tanto fascista como nacional socialista, independientemente del lugar de procedencia del ciudadano peruano. Lo extraño era encontrar gente con mentalidad democrática y liberal. Por lo tanto, es muy probable que muchos de nuestros bisabuelos o tatarabuelos hayan sido simpatizantes o integrantes de Unión Revolucionaria, partido con el que Sánchez Cerro logró ganar las elecciones de Octubre de 1931. Este partido se volvió abiertamente fascista cuando, una vez asesinado Sánchez Cerro, toma el mando Luis A. Flores, ministro de gobierno.

Es necesario hacer una aclaración: No estoy justificando nada ni a nadie, por si algún lector (si es que hay) se le ocurrió pensar. Simplemente intento mostrar el panorama completo. Un dato adicional es que, en una web llamada "exordio" se publicó lo siguiente: "El colegio católico italiano de clase media y alta, Antonio Raimondi, y el Santa Margarita de El Callao, eran centros fascistas en donde el alumnado realizaba marchas, vistiendo uniformes negros, y ceremonias con el brazo en alto."
Seguramente el colegio de la avenida Arequipa atesora valiosos recuerdos de aquellas épocas. Pero ¿en donde?. Podrían estar bien guardados en el museo, en el teatro, en la pequeña capilla o hasta en el famoso Tercer Piso que muy pocos han podido conocer. Nos quedaremos con la incertidumbre ahora que dicho local dejó de ser colegio para convertirse en Instituto Italiano de Cultura.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home